domingo, 21 de agosto de 2016

Crumble de moras


    Casi al final del verano que estamos ya, las moras aparecen en sus arbustos de espinas. Aquí en Tarifa las vende un señor a la puerta del mercado, y a mi me traen recuerdos de cuando era pequeña y las comía en el campo, directamente de la mata.


Como ya tengo en mi recetario un helado, buscando una receta distinta mi hermana me sugirió un crumble, y me pareció muy buena idea
 Crumbs en inglés significa migas, y crumble es un postre con una masa quebrada hecha migas que se pone encima del relleno y se pone crujiente al hornearla.
 Esto mezclado con la fruta dulce y ácida a la vez que está debajo hace una mezcla exquisita.


Ingredientes

  • 250 gr de moras silvestres 
  • 200 gr de peras, la variedad que querais, ya peladas, sin pepitas y troceadas pequeñas
  • 50 gr de azúcar
  • 30 cc de licor de moras  (opcional)
  • Para la masa:
  • 180 gr de harina de trigo
  • 100 gr de mantequilla
  • 30 gr de azúcar
  • 80 gr de muesli, ó una mezcla de semillas y nueces picadas






























Modo de hacerlo

Calentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Poner las moras, las peras troceadas, el azúcar y el licor todo junto al fuego y dejar hervir unos cinco minutos para que se disuelva el azúcar y se evapore el alcohol. Dejar enfriar. volcar en una fuente ancha y plana.

Poner la harina en un cuenco y añadir la mantequilla. Mezclarla con la punta de los dedos procurando no calentar mucho la masa, mejor si la mantequilla está muy fría. Añadir el muesli y el azúcar y mezclar.
 Con la ayuda de una cuchara espolvorear las migas sobre la fruta. 

Hornear unos 30 minutos, ó hasta que la superficie esté dorada y aparezcan burbujas del jugo de fruta entre la corteza de masa. Dejar enfriar unos minutos.

 Servir acompañado de helado de vainilla

.

jueves, 11 de agosto de 2016

Cake de melocotón y buttermilk



Primero que nada, que no cunda el panico!! Que no huya nadie cuando lea buttermilk, que esto es lo mas fácil del mundo!!
 Bueno, y.... ¿Esto que es????

Pues nada que no podais hacer en casa, una tontería si, pero también es verdad que esa tontería le da un punto muy bueno a los bizcochos, y además los hace jugosos sin necesidad de añadirle grandes cantidades de grasa (aceite ó mantequilla)

 El origen de este ingrediente es simplemente la leche cortada. Ahora esto no pasa porque tenemos neveras, pero antes era muy normal. Y hay cantidad de recetas que nuestras abuelas idearon para aprovechar lo que a nosotros nos parecería un desecho. Curioso, ¿No?
 Y ahora, para utilizarlo tenemos que fabricarlo, que ironía, si ellas lo supieran!

 Bueno, si alguna vez se os corta la leche ya sabeis que podeis hacer con ella...


Ingredientes
  • 200 cc de leche entera
  • 15 cc de zumo de limón
  • 3 huevos 
  • 250 gr de harina de trigo
  • 120 cc de aceite de oliva suave
  • Tres melocotones
  • 180 gr de azúcar mas dos cucharadas para la confitura
  • 20 cc de Brandy (opcional)
  • Medio sobre ( 10 gr) de levadura química ó polvos de hornear



Modo de hacerlo

 Primero, para hacer el buttermilk casero, solo hay que añadir el zumo de limón a la leche y dejarla reposar diez minutos. Vereis que se separa y se forman grumos, esto es normal.

Reservar el melocotón que tenga mejor aspecto para la decoración, y pelar y trocear los otros dos. Ponerlos en una sartén con dos cucharadas de azúcar y una de mantequilla, y dejar que se confiten a fuego muy suave. Añadir el Brandy dejar hervir unos dos minutos para que evapore el alcohol. Apagar el fuego cuando estén tiernos y dejar enfriar.

 A continuación, batir muy bien los huevos con el azúcar hasta que la mezcla se ponga de color mas claro y se vuelva espumosa. 
 
 Añadir el buttermilk y el aceite y mezclar. Unir la harina a la levadura y tamizarlas sobre la mezcla anterior. 
 
 Añadir los melocotones confitados a la mezcla y volcarla en un molde de cake forrado con papel de horno.
 Pelar el melocotón que habíamos reservado y cortarlo en gajos. Ponerlo con cuidado sobre la masa y hornear a 180ºC unos 45-50 minutos según el horno, (yo no le pongo ventilador), hasta que al pincharlo con un palillo éste salga seco.


miércoles, 27 de julio de 2016

Pimientos mini rellenos, receta Tex Mex


Ahora que los pimientos estan en su mejor momento podemos aprovecharlos para muchas recetas. Estos pimientos mini son estupendos para aperitivo por su tamaño. Los puedes encontrar en grandes superficies, son de unos 4-5 cm de largo. Se pueden comer con los dedos. 





Ingredientes 
  • 500 gr de ternera picada
  • 50 cc de agua
  • 500 gr de mini pimientos
  • 250 gr de queso rallado cremoso al gusto
  • Salsa de cilantro:
  • 125 cc de mayonesa
  • Un manojo de cilantro (ó perejil, al gusto)
  • Dos dientes de ajo muy picados
  • Dos cucharadas de zumo de limón 
Especias para tacos:
  • Una cucharada de guindilla molida
  • 2 cucharaditas de cebolla en polvo
  • Una cucharadita de ajo en polvo
  • Una cucharadita de comino en polvo
  • Una cucharadita de pimentón
  • Una cucharadita de orégano
  • Una cucharadita de azúcar
  • Media cucharadita de sal
Si no quereis hacer la mezcla, la venden ya preparada las marcas de comida mejicana.



Modo de hacerlo

Encender el horno a 180ºC. Cortar un tercio de los pimientos a lo largo y reservar. Quitar las semillas. Trocear pequeños los trozos que hemos cortado de los pimientos.
Rehogar la carne y los pimientos troceados y cocinar unos 7 minutos. Retirar y escurrir el líquido. Añadir un poco de la mezcla de especias al gusto y el agua y cocinar a fuego medio. Dejar enfriar un poco. Probar y rectificar de especias ó sal si hiciera falta.

 Rellenar cada pimiento todo lo que se pueda con la carne y ponerlos sobre una bandeja de horno. Cocinar entre 13-15 minutos. Mientras, hacer la salsa de cilantro batiendo en batidora todos los ingredientes. Conservar en la nevera. Sacar los pimientos del horno y ponerles queso encima. Volver a hornear entre 1-2 minutos hasta que el queso esté derretido. Ponerles por encima un poco de salsa y servir.



jueves, 21 de julio de 2016

Taboulé de coliflor, la ensalada del verano



Maravillosa y sorprendente esta ensalada de coliflor. Os aseguro que os dejará con la boca abierta. Es como el clásico taboulé de sémola, pero sustituyendo la sémola por coliflor muy picada.
 Receta ideal para celíacos, vegetarianos, y para dietas bajas en calorías. ¿Se puede pedir mas?
 Pues sí. Además, está llena de sabor y es muy refrescante.



Ingredientes para cuatro personas
  • 500 gr de coliflor
  • 200 gr de tomate maduro de la variedad que querais
  • Media manzana, preferentemente de una variedad ácida
  • Una cebolleta con todo su tallo verde
  • Un gajo de cebolla morada
  • Unos dátiles Medjoul
  • Unas hojas de hierbabuena
  • Unas hojas de perejil
  • Aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Salsa de soja
  • Pimienta negra molida
  • Especias para cus cus (Cúrcuma, gengibre, coriandro, comino)
  • Sal




Modo de hacerlo

 Cortar la coliflor en ramos, lavarla y secarla. Quitarle la parte dura del tallo y trocearla. Picarla en una picadora de cuchillas junto con las hojas de menta y perejil. Volcarla en una ensaladera. 
 Pelar y quitar las semillas del tomate. Cortarlo en cuadritos pequeños (concassé) y añadirlos a la coliflor. 
 Cortar algunas hojas verdes de la cebolleta, quitando la capa exterior. Picarlas junto con la cebolla morada y añadirlas a la ensalada. 
 Picar algunos dátiles, al gusto, son tan grandes que con uno o dos será suficiente. Pelar y trocear pequeña media manzana y añadirla igualmente. Dejarla para el final para que no se oxide.
  

 Para el aliño, mezclar en un cuenco aparte el zumo de medio limón, una cucharada de salsa de soja, dos cucharadas de aceite de oliva, media cucharadita de café de especias para cus cus, pimienta negra recién molida al gusto y un poco de sal. 


Volcar sobre la ensalada y mezclar. Probar y rectificar si hiciera falta. Dejar reposar antes de tomar para que se mezclen los sabores, estará mas rica.

sábado, 9 de julio de 2016

Coca de physalis ó alquequenjes

Magnolias en el Paseo del Prado. Madrid
 La coca es un bizcocho mallorquín que se hace con albaricoques. También hay cocas saladas, pero de esas no vamos a hablar en esta entrada.

 Una de las características de este dulce es su forma, se hace en un molde ancho y plano, para que el bizcocho sea mas bien bajo, de unos cuatro cm. más o menos. 

 

 La receta de la masa es la misma que hacen allí, yo solo he cambiado los albaricoques por Physalis, que es lo que tenía a mano. Se han hundido en la masa en vez de quedarse encima, pero le han dado el sabor entre ácido y dulce que dan las frutas en los bizcochos. Le van bien.


Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 20 Phisalis ó alquequenjes
  • 130 gr de harina de trigo
  • 100 cc de aceite de girasol
  • 100 cc de leche entera
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • Una cucharada rasa de levadura, ó polvos de hornear (medio sobre de Royal)
  • Una pizca de sal para montar las claras
Modo de hacerlo:

Separar las claras de las yemas. Batir muy bien las yemas con el azúcar, mejor con varillas eléctricas. Deben quedar mucho mas blancas y aumentar de volumen, resultando una crema espesa. 

 Añadir la leche, la mantequilla muy blanda y el aceite. Volver a batir para integrar bien todos los ingredientes. 
 Mezclar la harina con la levadura y añadirla a la mecla tamizándola, es decir, pasándola por un colador.

 Por ultimo, batir las claras a punto de nieve muy firme junto con la sal e incorporarlas a la mezcla anterior.
 Engrasar y espolvorear de harina un molde rectangular, el mío es una fuente de horno de 25x18 cm. 

 Volcar la mezcla, añadir los physalis repartiéndolos por toda la masa y hornear en horno precalentado a 180ºC unos 30- 40 minutos, depende de cada horno. Es importante antes de sacarlo pincharlo por el centro con un palillo, y si sale limpio es que está hecho. 
 
 Dejar enfriar y desmoldar. 

Nota

 Ni que decir tiene que la misma receta se puede hacer con albaricoques deshuesados y cortados en mitades, colocándolos sobre la masa antes de hornear la coca.
 
 

viernes, 1 de julio de 2016

Albóndigas de ternera con nueces y tomate especiado

Alameda vieja con jacarandas en flor, Jerez
Me encanta cocinar albóndigas por lo agradecidas que son. Gustan a todo el mundo, y su combinación es casi inagotable.
 No tenía ninguna receta con tomate, y he querido darles un toque diferente para distinguirlas de las de toda la vida.

 En este caso las he hecho solo de ternera, pero se pueden combinar varias carnes. Es muy común poner mitad cerdo y mitad ternera, pollo...
 Lo que si es muy importante es que os piquen la carne en el momento, y que sea carne magra sin mucha grasa. La carne picada se oxida muy pronto y lo mejor es picarla y cocinarla inmediatamente.



Ingredientes para cuatro personas

  • 800 gr de ternera muy limpia picada
  • 100 gr de nueces picadas un poco con cuchillo
  • 500 gr de tomate triturado sin piel
  • Una cebolla mediana
  • Dos dientes de ajo
  • Un pimiento verde
  • Un huevo
  • Una cucharada de pan rallado
  • Media cucharadita de jengibre seco molido
  • Un poco de comino molido
  • Pimienta negra recién molida
  • Un poco de canela molida
  • Sal, aceite de oliva
  • Harina para rebozar las albóndigas
Modo de hacerlo

 Poner la carne picada en un cuenco grande. Añadirle el huevo, el pan rallado, las nueces ya troceadas, sal y pimienta.
 Amasar y mezclar bien. Formar las albóndigas (yo uso una cuchara de hacer helados, la mas pequeña de todas), y pasarlas por harina.
 Freírlas a fuego medio en una sartén que tenga unos 3 cm de aceite. Darles vueltas para que se frían por todos lados.
 Sacarlas a una fuente y dejar que escurran el exceso de aceite.
 
 Por otro lado, en una cacerola haremos la salsa de tomate. Poner unas dos cucharadas de aceite limpio, (el anterior estará lleno de harina quemada y es mejor desecharlo), y añadir la cebolla, el pimiento y el ajo muy picados. 
 Darles unas vueltas y sin que se doren añadir el tomate ya triturado y sin piel. Añadir las especias y dejar cocinar a fuego lento unos diez minutos.
 Añadir las albóndigas, tapar y dejar que se hagan en el tomate a fuego muy lento y vigilando que no se quemen.
 Si el tomate se pone muy espeso, añadir un poco de agua. 
Dejar unos quince minutos y rectificar de sal ó especias si hiciera falta. Si la salsa no está bien espesa dejar cocer destapada unos minutos vigilándola.

Nota
 Si no estais acostumbrados a las comidas muy especiadas os recomiendo usarlas con moderación, que luego siempre se pueden añadir un poco más, y no al contrario.


martes, 21 de junio de 2016

Croquetas de choco en tinta


Que ricas están estas croquetas! Son típicas de toda la zona del Estrecho, y no hay bar donde no las pongan.
 La gente que viene de fuera se sorprende al verlas tan negras, pero luego cuando las prueban repiten.
 Como toda croqueta rica, el secreto está en un buen fondo y una bechamel no demasiado espesa.


Ingredientes

  • Un choco de 500 gr con su tinta, muy importante, ó unas bolsitas de tinta (dos o tres)
  • Media cebolla mediana
  • 30 cc de aceite de oliva (tres cucharadas aprox)
  • 50 gr de harina
  • 400 gr de leche entera
  • Sal, pimienta negra al gusto
  • Una hoja de laurel.




Modo de hacerlo

 Pedir al pescadero que limpie y trocee el choco reservando la tinta. Ya en casa, poner la cebolla troceada en una cacerola con el aceite, rehogarla un poco y añadir el choco. 
 Rehogarlo y añadir la sal, la hoja de laurel y un poco de pimienta si se quiere. Poner la tinta en un vaso, romperla con la tijera de cocina, añadir un poco de agua templada y mover bien. Añadir el líquido resultante a la cacerola pasándolo por un colador. Dejar cocinar hasta que el choco esté tierno, añadiendo un poco de agua si hiciera falta.
 Probar y rectificar de sal ó pimienta si hiciera falta.



Una vez que el choco esté bien tierno, triturarlo en la batidora. 
Devolverlo a la cacerola y añadir la harina y poco a poco la leche templada. Mover para que no se formen grumos y dejar cocer unos cinco minutos al menos sin parar de mover para que la harina no sepa a cruda.
 Pasar la mezcla a una fuente y ponerle encima pegada a la masa una lámina de film para que la bechamel no haga costra. 
 Una vez que esté fría meterla en la nevera, y mejor de un día para otro sacarla para formar las croquetas.
 En este caso yo las he hecho rectangulares porque simplemente he cortado la masa con un cuchillo y las he pasado por huevo y pan rallado, sin darles forma redonda.
  Freírlas en aceite bien caliente de manera que queden totalmente sumergidas, y escurrir bien el aceite sobrante justo cuando acaban de salir, quedarán mucho mejor.
  Ya solo queda comerlas, espero que os gusten!

Nota:

 Se que no en todos los sitios se encuentran los chocos con su propia tinta. Que no sea eso un obstáculo para hacer esta receta. En todas las tiendas de congelados venden bolsitas de tinta de calamar que pueden servir igual.

martes, 14 de junio de 2016

Tajine Makfoul

Una vez mas receta marroquí, ya veis que me apasiona esa cocina maravillosa, y cuando me vengo a Tarifa y veo sus costas enfrente no puedo parar de pensar en sus platos.

La costa africana vista desde el Estrecho de Gibraltar

La tajine Makfoul es de cordero, canela y azafrán. En este caso, además lleva ciruelas y almendras.
 Ni que decir tiene que es un plato completo que acompañado de un poco de cus-cus ó patatas puede ser una comida.



Ingredientes para 6 personas
  • 1 kg de cordero para guisar
  • 300 gr de ciruelas pasas
  • 100 gr de almendras crudas
  • Una cebolla grande picada
  • Una rama de canela
  • Dos cucharaditas de canela molida
  • 100 cc de agua de azahar
  • Una cucharada de miel
  • Aceite de oliva
  • Sal, pimienta, azafrán y jengibre molido
  • Unas semillas de sésamo 


Modo de hacerlo

Poner en remojo las ciruelas en agua de azahar. Sofreír la cebolla y cuando esté transparente añadir la carne. Dorarla dándole vueltas  y añadir la canela y el azafrán.

 Cuando la carne esté dorada, añadir agua sin que la cubra y el resto de las especias. Añadir también la mitad de las  ciruelas, la mitad de las almendras y una cucharada de agua de azahar. 

  Yo la hago en la olla expréss, ya he contado otras veces como:
  Primero tapo la olla y pongo el fuego al máximo, y cuando suben los anillos ó empieza a dar vueltas la pesa, según el modelo, bajo el fuego al mínimo y dejo cocer unos 15 min. Luego apago el fuego y lo dejo al menos otros 10 min. reposar sin abrir. 
  Abro la olla y entonces sí lo pongo a fuego medio para que la salsa reduzca. Si la carne está demasiado tierna es mejor retirarla y dejar sólo la salsa.

 Freír el resto de las almendras y rebozar el resto de las ciruelas en semillas de sésamo.
Añadirlas al plato justo antes de servir.




Fuente: Nueva cocina marroquí

miércoles, 8 de junio de 2016

Basbousa



De todos los dulces marroquíes que me enseñó a hacer Imane, creo que es éste el que más he repetido. Es un bizcocho que tiene parte de sémola, está un poco borracho y tiene el toque muy de allí del agua de azahar.




Ingredientes:
  • 150 gr de sémola
  • 90 gr de coco rallado
  • 120 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 yogur natural
  • 200 cc de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Un poco de coco rallado y unas almendras tostadas para decorar

Almibar:
  • 100 cc de agua
  • 2 cuchtas de azúcar
  • 2 cuchtas de miel
  • 2 cuchtas de agua de azahar

Modo de hacerlo:

  Batir los huevos con el azúcar. Añadir el aceite y el yogur, mezclar, añadir la sémola, el coco y la levadura. Engrasar un molde con aceite y espolvorear un poco de sémola. Volcar la mezcla y hornear a 160ºC hasta que al pincharlo con una aguja salga limpia.
  Preparar el almíbar hirviendo el agua con el azúcar y cuando se disuelva añadir la miel y el agua de azahar. Hervir solo para disolver y retirar del fuego.
   Una vez hecha la tarta desmoldar, y cuando esté tibia emborracharla con el almíbar.
Adornar con el coco rallado formando rombos y poner una almendra en el centro de
cada rombo. En la foto faltan las almendras, no son imprescindibles pero si las teneis ponédselas.


domingo, 5 de junio de 2016

Atún encebollado, versión 2.0

  

Estamos en plena temporada del atún. Casi todas las ciudades costeras de la provincia, sobre todo de la costa Este, tienen sus jornadas del atún. Los bares de la zona se esfuerzan cada año en preparar nuevas tapas con este pescado como ingrediente principal. 


 Con esta receta tan tradicional pero renovada quiero hacer mi particular homenaje a este pescado tan rico y tan nuestro.

Ingredientes para cuatro personas

  • 500-600 gr de lomo de atún cortado en tacos de unos 3 cm de lado
  • 1,5 kg de cebollas
  • 500 gr de patatas
  • 50 cc de aceite de oliva
  • Una cucharada de aceite de trufa (opcional)
  • Una hoja pequeña de laurel (opcional)
  • Unos granos de pimienta negra
  • 50 cc de Oloroso seco (Jerez)
  • Sal
Modo de hacerlo

  Esta es una receta muy sencilla, pero aquí el ingrediente principal es la paciencia. Es necesario tener tiempo. 

 Cortar la cebolla en juliana y ponerla al fuego junto con el aceite, la pimenta, el laurel y la sal. Al principio se puede poner el fuego más alto, pero solo hasta que coja calor, y luego enseguida hay que bajarlo casi al mínimo para que la cebolla se vaya haciendo en su propio jugo sin quemarse. Debe quedar muy blandita y coger este color tostado que veis en la foto. Esto puede llevar mas de una hora, pero os aseguro que merece la pena la espera. 
 Cuando la cebolla está dorada y no hay jugo en la cacerola, en este punto añadir el Oloroso y dejar hervir unos tres ó cuatro minutos para que se evapore el alcohol. Apagar el fuego y reservar.
 Por otra parte, hacer un puré de patatas pelando, troceando e hirviendo las patatas en agua con un poco de sal. Cuando estén tiernas triturarlas con un chorrito de aceite de oliva, o si teneis,una cucharada de aceite de trufa. Reservar.


 Manteniendo la cebolla caliente, poner otra sartén al fuego con unas gotas de aceite. Dejar que se caliente bien, y en este punto añadir los tacos de atún para que se doren por todas sus caras pero queden muy poco hechos por dentro. Sazonarlos y servirlos poniendo en el plato primero un poco de puré, a continuación la cebolla y por último los trozos de atún salteado. ¡Y a disfrutar!!

miércoles, 1 de junio de 2016

Ajoblanco


Estrecho de Gibraltar
Otra estupenda y tradicional sopa fría andaluza para este recetario. Se me estaba pasando por alto, pero alguien me la recordó y caí en la cuenta de que faltaba. Error subsanado. No dejeis de probarla.

Ingredientes

  • 100 gr de almendra cruda pelada
  • Dos dientes de ajo pequeños, ó uno grande
  • 100 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 150 gr de pan, mejor si es del día anterior
  • 30 gr del mejor vinagre de Jerez que tengais a mano
  • Un litro de agua
  • Sal, al gusto
  • Unas uvas ó unos trocitos de melón para acompañar




Modo de hacerlo

Si las almendras tienen piel, hay que escaldarlas, esto es ponerlas unos 30 segundos en agua hirviendo y sacarlas. A continuación pelarlas sólo apretándolas entre dos dedos, la almendra saldrá con facilidad. 

 Poner el pan en remojo en agua fría. Tres minutos bastarán. 

Poner todos los ingredientes en una buena batidora y mezclar todo hasta que quede una crema lo más fina posible, mínimo cinco minutos.

Probar y rectificar de sal ó vinagre si hiciera falta. Enfriar antes de servir. Acompañar, si se quiere, de unas uvas ó trocitos de melón. 
¡A disfrutar!


Nota:

Gracias a todos aquellos que me seguís desde EEUU, mis visitas han aumentado extraordinariamente. ¡¡No sabeis cuanto os lo agradezco!!! No dejeis de contactar conmigo y pedirme las recetas que querais conocer. Saludos a todos

viernes, 27 de mayo de 2016

Sopa sarda de alcachofas

Puesta de sol. Tarifa en primavera.
 Mi amigo Juan C. que ha vivido mucho tiempo en Italia no deja de sorprenderme con sus recetas italianas. No son las típicas recetas que cualquiera imagina cuando piensa en Italia, no. Algunas son antiguas, otras son especiales de una región, y siempre muy interesantes. 
 Como esta sopa sarda de alcachofas,(Cerdeña) que me encantó por lo sencilla, ligera y rica. Desde que la tomé en su casa no he dejado de hacerla, y por eso aunque ya la temporada de alcachofas está tocando a su fin, no he querido dejar de compartirla para que la disfruteis. 




Ingredientes para cuatro personas

  • Seis alcachofas grandes, si son pequeñas ocho
  • Dos cebollas, yo las prefiero nuevas
  • Dos patatas medianas
  • Un buen manojo de hierbabuena
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida, sal
  • Unos dados de pan frito ó tostado para acompañar



Modo de hacerlo

Cortar la cebolla en brunoise (daditos pequeños). Ponerla al fuego con dos cucharadas de aceite de oliva a fuego lento. Mientras, lavar muy bien la hierbabuena, separar las hojas de los tallos y desechar los últimos. Cortar las hojas finitas y añadirlas a la cacerola. En este momento el olor de la cocina será maravilloso. No os preocupeis por la cantidad de hierbabuena, luego la sopa no sabe tanto aunque lleve mucha. 


  
Mientras se rehoga lo anterior, limpiar muy bien las alcachofas dejando solo el corazón. Cortar los corazones en láminas muy finas, tanto que se puedan sacar entre quince y veinte láminas de cada uno ,e irlas añadiendo a la cacerola sobre la marcha para que no se oxiden. Añadir agua que las cubra unos 3 cm. por encima, salpimentar y dejar cocinar a fuego lento. 
 Pelar las patatas y cortarlas en láminas finas igual que las alcachofas. Añadirlas a la cacerola. Probar y rectificar de sal ó pimienta si hiciera falta. 
 Cocer hasta que la patata esté tierna, añadiendo más agua si evapora mucha ó la queremos mas líquida.
 Servir acompañada de los daditos de pan.

jueves, 31 de marzo de 2016

Raya con guisantes



La raya es un pescado muy rico y con poca grasa. No os asusteis por su aspecto, parece que es todo cartílago, pero una vez hecho esa parte se separa con mucha facilidad. No dejeis de probarlo.


Ingredientes para cuatro personas

  • 800 gr de raya
  • 2 cebollas frescas grandes
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr de guisantes frescos
  • 100 c de vino Fino (Jerez)
  • Un vaso (200 cc aprox) de caldo de pescado
  • Unas hebras de azafrán, o un sobre de azafrán molido
  • Aceite de oliva, media hoja de laurel, sal, pimienta negra recién molida
  • Perejil fresco


Modo de hacerlo

Cortar en brunoise (dados muy pequeños) la cebolla y el ajo. Poner al fuego junto con dos cucharadas de aceite. Dejar hacerse a fuego lento hasta que la cebolla esté casi deshecha sin dorarse.
 Añadir los guisantes, el vino y el caldo de pescado. Salpimentar. Dejar cocer hasta que los guisantes estén casi hechos.
 En este punto añadir el azafrán. Si es en hebra, machacarlo previamente en un mortero ó triturarlo en la batidor con un poco de salsa del guiso.
 Añadir el pescado, repartirlo bien por el fondo de la cacerola y dejar cocer tapado unos tres minutos ó hasta que cambie de color.
 Servir inmediatamente.