viernes, 27 de mayo de 2016

Sopa sarda de alcachofas

Puesta de sol. Tarifa en primavera.
 Mi amigo Juan C. que ha vivido mucho tiempo en Italia no deja de sorprenderme con sus recetas italianas. No son las típicas recetas que cualquiera imagina cuando piensa en Italia, no. Algunas son antiguas, otras son especiales de una región, y siempre muy interesantes. 
 Como esta sopa sarda de alcachofas,(Cerdeña) que me encantó por lo sencilla, ligera y rica. Desde que la tomé en su casa no he dejado de hacerla, y por eso aunque ya la temporada de alcachofas está tocando a su fin, no he querido dejar de compartirla para que la disfruteis. 




Ingredientes para cuatro personas

  • Seis alcachofas grandes, si son pequeñas ocho
  • Dos cebollas, yo las prefiero nuevas
  • Dos patatas medianas
  • Un buen manojo de hierbabuena
  • Aceite de oliva, pimienta negra molida, sal
  • Unos dados de pan frito ó tostado para acompañar



Modo de hacerlo

Cortar la cebolla en brunoise (daditos pequeños). Ponerla al fuego con dos cucharadas de aceite de oliva a fuego lento. Mientras, lavar muy bien la hierbabuena, separar las hojas de los tallos y desechar los últimos. Cortar las hojas finitas y añadirlas a la cacerola. En este momento el olor de la cocina será maravilloso. No os preocupeis por la cantidad de hierbabuena, luego la sopa no sabe tanto aunque lleve mucha. 


  
Mientras se rehoga lo anterior, limpiar muy bien las alcachofas dejando solo el corazón. Cortar los corazones en láminas muy finas, tanto que se puedan sacar entre quince y veinte láminas de cada uno ,e irlas añadiendo a la cacerola sobre la marcha para que no se oxiden. Añadir agua que las cubra unos 3 cm. por encima, salpimentar y dejar cocinar a fuego lento. 
 Pelar las patatas y cortarlas en láminas finas igual que las alcachofas. Añadirlas a la cacerola. Probar y rectificar de sal ó pimienta si hiciera falta. 
 Cocer hasta que la patata esté tierna, añadiendo más agua si evapora mucha ó la queremos mas líquida.
 Servir acompañada de los daditos de pan.

jueves, 31 de marzo de 2016

Raya con guisantes



La raya es un pescado muy rico y con poca grasa. No os asusteis por su aspecto, parece que es todo cartílago, pero una vez hecho esa parte se separa con mucha facilidad. No dejeis de probarlo.


Ingredientes para cuatro personas

  • 800 gr de raya
  • 2 cebollas frescas grandes
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr de guisantes frescos
  • 100 c de vino Fino (Jerez)
  • Un vaso (200 cc aprox) de caldo de pescado
  • Unas hebras de azafrán, o un sobre de azafrán molido
  • Aceite de oliva, media hoja de laurel, sal, pimienta negra recién molida
  • Perejil fresco


Modo de hacerlo

Cortar en brunoise (dados muy pequeños) la cebolla y el ajo. Poner al fuego junto con dos cucharadas de aceite. Dejar hacerse a fuego lento hasta que la cebolla esté casi deshecha sin dorarse.
 Añadir los guisantes, el vino y el caldo de pescado. Salpimentar. Dejar cocer hasta que los guisantes estén casi hechos.
 En este punto añadir el azafrán. Si es en hebra, machacarlo previamente en un mortero ó triturarlo en la batidor con un poco de salsa del guiso.
 Añadir el pescado, repartirlo bien por el fondo de la cacerola y dejar cocer tapado unos tres minutos ó hasta que cambie de color.
 Servir inmediatamente. 


sábado, 26 de marzo de 2016

Ensalada de pollo y brócoli


Esta ensalada es casi un plato completo. Con el pollo, la verdura y las frutas, tiene practicamente todo lo que necesitramos para una comida. Y además esta riquísima.



Ingredientes 
  • 1 brócoli grande
  • 1 pechuga de pollo
  • 50 g de arándanos frescos
  • 100 g de mandarina en gajos
  • Zumo de limón
  • Aceite de oliva
  • Tomillo, romero, pimienta negra y sal


Modo de hacerlo

 Lavar el brócoli y cortar en ramilletes. Cocer al vapor o en el microondas unos pocos minutos, hasta que esté al dente. Dejar enfriar.
Calentar una parrilla o plancha con un poco de aceite de oliva y cocinar el pollo por ambos lados. Salpimentar y sazonar con un poco de tomillo y romero. Dejar enfriar y cortar en tiras.
Quitar la piel a los gajos de mandarina. Disponer el brócoli en una fuente, añadir el pollo y la fruta. Salpimentar y aliñar con el zumo de limón, aceite de oliva, tomillo y romero al gusto.
 El aliño, al igual que las hierbas, podeis cambiarlo al gusto o con los ingredientes que tengais en casa.





martes, 8 de marzo de 2016

Mini Pavlovas


 Como su nombre indica, este postre se hizo en honor a la bailarina rusa Anna Pavlova. El lugar se lo disputan Australia y Nueva Zelanda, allá por los años 20.
 Basicamente es un merengue con nata montada y fruta fresca encima. La mezcla del dulce del merengue y el ácido de la fruta hace que resulte un postre exquisito


Ingredientes
  • 8 claras de huevo
  • Una pizca de sal
  • 500 gr de azúcar
  • Una cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 cucharaditas de harina de maíz (Maicena)
  • 2 cucharaditas de vinagre
  • 750 cc de nata para montar, minimo 30% m.g. , montada
  • 1 kg aprox de fruta del tiempo troceada, si es posible de colores variados
  • Un poco de azúcar glass para espolvorear



Modo de hacerlo

Precalentar el horno a 180ºC. Batir las claras con la sal a punto de nieve, mejor con varillas eléctricas, hasta que se formen picos. Añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo hasta que se forme un merengue brillante y esponjoso. Espolvorear la harina de maiz, la vainilla y el vinagre y mezclar hasta que se integren.
En una hoja de papel de horno dibujar seis círculos de 10 cm de diámetro.
Poner el merengue en los círculos con la ayuda de una cuchara procurando hacer un hueco en el centro.
Meter en el horno, bajar la temperatura a 150. Hornear 30 minutos. Apagar el horno y dejarlos dentro otros 30 minutos.
Sacarlos y dejar enfriar del todo.
Poner en cada merengue una cucharada de nata, aplastarla con una cuchara y poner encima varios trozos de fruta variada. Espolvorear con azúcar glass y servir.


viernes, 26 de febrero de 2016

Tarte soleil de tomate y queso


La tarte soleil ó tarta sol es una empanada que puede hacerse de muchas formas, saladas y dulces.
 En este caso la mia es salada, puede que mas adelante publique alguna dulce.

Ingredientes:
  • Dos láminas de hojaldre redondas
  • Una lata de tomate natural triturado
  • Una bolsa de queso rallado al gusto (yo compré una de quesos variados)
  • Aceite de oliva, sal
  • Una cucharadita de azúcar 
  • Orégano
  • Media cucharadita de pimentón dulce
  • Pimienta negra molida
  • Una yema de huevo para pintar el hojaldre
  • Semillas de sésamo ó amapola para decorar (opcional)

Modo de hacerlo

Lo primero, hacer el tomate. Poner el contenido de la lata en una cacerola al fuego con 10 cc de aceite de oliva, el azucar, la sal, orégano, pimentón y pimienta. Dejar hervir a fuego lento unos 20 min., hasta que quede una salsa espesa y concentrada.


Poner una lámina de hojaldre sobre una bandeja de horno forrada de papel sulfurizado. Extender la salsa de tomate dejando unos tres cm. libres en el borde.
Cubrir el tomate con el queso rallado.


Mojar con agua el borde libre, colocar encima la otra lámina de hojaldre y presionar el borde para que unan.
Poner un vaso de agua boca abajo en el centro y marcar el borde.
Empezar a cortar el hojaldre desde la marca del vaso hasta el filo, primero en cuatro partes iguales


Luego cada parte en tres, y luego cada tercio resultante en dos.


Una vez hechos los cortes, tomar cada porción y darle dos vueltas. Añadir unas gotas de agua a la yema, mezclarla y pintar la tarta.
Espolvorear con sésamo, semillas de amapola, ó nada.


Hornear unos 20 min. a 180ºC, ó hasta que esté dorada.


lunes, 15 de febrero de 2016

Alcachofas rellenas de carne


Las alcachofas están ahora en su mejor momento. Están ricas de cualquier manera, si están frescas no necesitan mucho para que el resultado sea espectacular.
Anteriormente ya publiqué una crema de alcachofas, las alcachofas al Jerezalcachofas confitadas, y un guiso de pescado y alcachofas
También tengo una receta de arroz con alcachofas, habas y boletus. es una buena colección.


Yo he animado el relleno de carne con especias y algunos frutos secos, pero podeis hacerla sin ellos para que el resultado sea mas suave, si hay niños muy pequeños ó personas que no toleran comidas muy especiadas

Ingredientes
  • Ocho alcachofas medianas
  • 2 cebolletas
  • 50 g de bacon
  • 2 tomates rallados
  • 500 g de carne picada, mitad cerdo y mitad ternera
  • 75 g de pasas sin pepitas
  • 1 cucharada de Ras al hanout
  • Guindilla picada al gusto
  • 1 cucharada de pistachos picados
  • Queso rallado al gusto para gratinar, mozzarella ó similar
  • Aceite de oliva
  •  Sal
  • 300 gr de patatas
  • 150 cc de caldo de carne

 Modo de hacerlo

Limpiar muy bien las alcachofas quitando todas las hojas duras y cortando las puntas de las que quedan hasta dejar unos 3 cm desde el corazón. Limpiar el centro retirando los pelillos, meterlas en agua con limón ó unos tallos de perejil.
      Hervirlas en agua con sal unos diez minutos, o hasta que al pincharlas con un cuchillo          éste las atraviese sin ofrecer resistencia. Escurrirlas bien.
 las cebolletas lo más posible y en una sartén grande saltear con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente añadir la carne picada y el bacon muy troceado y rehogar a fuego medio. Añadir la cucharada de ras-el-hanout y mover bien. Rectificar de sal.
 Añadir el tomate rallado y dejar que fría suavemente. 
 Cuando el tomate esté hecho, añadir medio vaso de caldo de carne al que habremos añadido una cucharadita rasa de Maicena. Mezclar bien y dejar que hierva unos minutos.
 Añadir entonces la guindilla y mezclar bien. Añadir las pasas y retirar del fuego. Rectificar de sal. Repartir los pistachos picados y mezclar. Dejar enfriar.
 Rellenar los corazones de alcachofa con la mezcla de carne y reservar.
Hacer un puré de patatas con las patatas troceadas y el caldo de carne. Cuando estén tiernas pasarlas por el pasapuré ó la batidora y ponerlo en el fondo de una fuente de horno.
Colocar encima las alcachofas rellenas, cubrirlas con una capa generosa de mozarella rallada y hornear a 150ºC hasta que el queso esté dorado y el relleno caliente. Servir,


Nota:

El Ras-al Hanout es una mezcla de especias marroquí. Hoy en día podeis encontrarlo en muchas tiendas de especias. En este artículo podeis encontrar mas información sobre él.

martes, 19 de enero de 2016

Crema de lombarda, sin lácteos


Despues de Navidades, cojamos kilos o no, se impone una dieta depurativa. Demasiada azúcar y proteínas. 
 Yo os propongo esta crema de lombarda, verdura de temporada, que sólo tiene fruta, verduras y frutos secos. Perfecta para un día de frío, llena sin aportar muchas calorías.


Ingredientes

  • 300 gr de lombarda
  • 2 cebolletas, si son moradas mejor
  • Un diente de ajo
  • Una manzana, de la variedad que querais, yo he usado Golden
  • Una pera, yo he usado una blanquilla
  • Un puñado (unos 20 gr) de almendras tostadas
  • Caldo de pollo, al gusto
  • Dos cucharadas de aceite de oliva
  • Ralladura de jengibre fresco
  • Sal, pimienta



Modo de hacerlo

Pelar, descorazonar y trocear la fruta. Trocear la lombarda, el ajo y la cebolleta. Poner el aceite en una cacerola al fuego y añadir las verduras y la fruta. Cubrir con el caldo, salpimentar y añadir el jengibre. Tapar y dejar cocinar hasta que la verdura esté tierna. Añadir las almendras y triturar hasta que quede una crema muy fina. Si es necesario añadir más caldo para conseguir la textura deseada.



Nota:

Ya sé que la pera y la manzana pueden resultar raras en una crema salada, pero os aseguro que no se notan. Le aportan sabor y textura sin añadir muchas calorías. Cuidado con el jengibre, es mejor quedarse cortos que pasarse, puede dar demasiado sabor.

viernes, 8 de enero de 2016

Croquetas de ventresca y mayonesa de ajo negro

Restaurante El jardín del califa, Vejer
Esta exquisita receta se la debemos a Gonzalo D Ambrosio, chef que colabora en Canal Cocina y donde le vi hacerla.

  
Ingredientes

  • 300 gr de ventresca de atún
  • Harina, una cucharada sopera rasa
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina, huevo y Panko para rebozar (o pan rallado grueso)
  • Mayonesa de ajo negro:
  • Un huevo
  • Media cabeza de ajo negro (3-4 dientes)
  • Aceite de girasol, 100 cc 
  • Sal
  • Unas semillas de sésamo negro y tostado para decorar (opcional)

Modo de hacerlo

Picar la ventresca con cuchillo ó máquina picadora. Añadirle la sal y un poco de harina para unir la masa. Formar croquetas, pasarlas por harina, huevo y Panko y freírlas en aceite caliente (180º C)
Para la mayonesa, poner en el vaso de la batidora el huevo, los ajos y la sal. Añadir aceite a la vez que batimos hasta que tenga el espesor deseado.
Servir las croquetas con la mayonesa al lado decorada con un poco de sésamo.



lunes, 21 de diciembre de 2015

Bacalao al pil pil, sin secretos

Malaga, jardines de la catedral
El auténtico bacalao al pil pil se caracteriza principalmente por su salsa. Esta debe estar muy bien trabada, una emulsión de las proteinas del pescado con la grasa del aceite. 


 Conseguir esa emulsión no es difícil, como todo tiene su técnica, y en este caso hay dos factores muy importantes: La temperatura y el batido.


 Ingredientes para dos personas

  • 300 gr de lomos de bacalao desalado
  • 100 cc de aceite de oliva virgen extra, la variedad que mas os guste
  • 4 dientes de ajo fileteados
  • Dos guindillas cortadas en aros



 Modo de hacerlo

Si el bacalao no está desalado, pasarlo por el chorro de agua fría y a continuación ponerlo en la nevera en un cuenco con agua. Dejarlo el nevera 24 horas cambiando el agua tres veces, cada ocho horas. La verdad, ya venden bacalao desalado muy bueno que facilita muchísimo.
 Poner al fuego una sartén amplia con el aceite. Cuando esté caliente añadir los ajos y la guindilla y dejar que se doren. En este punto sacarlos y añadir a la sartén los lomos de bacalao, primero con la piel hacia arriba.
 Freirlos unos dos minutos por cada lado y sacarlos a un plato hondo. Apagar el fuego y dejar que el aceite se temple.
Inclinar el plato donde estan los trozos de bacalao y dejar que escurra el jugo del pescado, es parte fundamental de la salsa. 
Cuando el aceite esté casi frío poner unas cucharadas de jugo del pescado en la sartén y mover la salsa batiendo con la ayuda de un colador, metiéndolo en la salsa y moviendolo rapidamente en movimientos circulares.
Batir hasta que veamos que la salsa cambia de color y textura. Añadir el resto del jugo, seguir batiendo y vereis que maravilla de salsa.
Para calentar, añadir una cucharada de agua, llevar a fuego suave e introducir los lomos de bacalao, añadiendo encima los ajos dorados y la guindilla. Servir inmediatamente, y a disfrutar!


viernes, 4 de diciembre de 2015

Pestiños, Navidad en jerez

Decir Navidad en Jerez es decir algo muy grande. Aquí la Navidad empieza ya, en el puente de La Inmaculada, con nuestras inigualables zambombas, nuestros belenes...


 La ciudad se llena de gente, los de aquí y los que vienen de fuera, no hacemos distinciones, solo queremos pasar un buen rato, con nuestros villancicos, panderetas y nuestros vinos. ¿Quien puede pedir mas?



 En estas fechas vienen a la cabeza los recuerdos de la infancia, es inevitable. Yo solo tengo recuerdos maravillosos, una casa grande llena de hermanos, primos, amigos...
Y detrás de todo eso, mi madre organizando y disponiendo para que todos estuviéramos a gusto, el árbol enorme, el Belén precioso y cada año diferente, el niño Jesús escondido hasta la noche del 24...



 Y luego los villancicos, las panderetas, y los dulces.
Porque en mi casa no se probaba ni un turrón hasta la noche del 24. Y eso hacía que todavía supieran más ricos.
 Recuerdo esa cocina con esa encimera de mármol llena de pestiños diminutos, montones de ellos, y entre mi madre y la tata las dos amasando, friendo, enmelando....
¡Hacían pestiños para un regimiento!



Luego, una vez que ya estaban terminados, los iban poniendo en los platos y fuentes más bonitos que había en casa, y de allí salían a casa de amigos, familia, y todas aquellas personas a las que mi madre quería de esta manera felicitar la Navidad.
¿Como no iba yo a compartir con todos vosotros esta receta tan especial, tan llena de buenos recuerdos?


El pasado miércoles la hicimos aquí en mi casa, en las clases de cocina, y los que están en la foto son los que hicieron mis alumnas. Os quiero.
Y ahora que mi corazón está lleno de amor y de buenos sentimientos, quiero desde aquí desearos a todos la mejor de las navidades, y que el año que viene nos traiga a todos lo mejor.


Ingredientes
  • Una medida de aceite de oliva virgen extra
  • Una medida de vino oloroso seco
  • 5 medidas de harina
  • La piel de una naranja amarga sin parte blanca
  • Semillas de sésamo y de matalauva
  • Sal
  • Aceite para freír y miel para enmelar los pestiños 

Modo de hacerlo

Calentar el aceite con la piel de naranja, el sésamo y el anís. Poner en un cuenco la harina, hacer un hoyo en el centro y añadir la sal, el vino y el aceite frío y colado. Amasar un buen rato, y cuando todos los ingredientes estén unidos formar una bola y dejar reposar la masa un mínimo de media hora envuelta en film. 
Después del reposo tomar trozos pequeños de masa y estirar con un rodillo. Cortar tiras de unos 3 cm. de ancho y 10 cm. de largo. La masa debe quedar muy fina, de unos dos mm. de espesor.
Calentar aceite en una cacerola honda, formar los pestiños enrollando las tiras y presionando bien un extremo contra el otro para que no se abran al freir.
Freir los pestiños en varias tandas.
Poner la miel a calentar en otra cacerola, añadirle un poco de agua, apenas dos cucharadas,dejarla hervir unos dos minutos y poco a poco pasar los pestiños por la miel, dejando que hiervan unos cuatro minutos.
Sacarlos a una fuente en la que se vayan a servir y no comer hasta que estén fríos

Nota

Esta receta a pesar de ser de repostería no tiene medidas de peso. La he transcrito tal como estaba en mi casa. 
 Es mas fácil, podeis usar la medida que querais. En mi caso, yo he utilizado un recipiente de 100 cc. Para que os hagais una idea, el cubilete de la thermomix. Con esta medida, salen unos 500 gr de pestiños, que haciéndolos tan pequeños son un montón. 
Podeis aumentar las cantidades a vuestro gusto cambiando la medida por una más grande, siempre que respeteis las proporciones.
Se entiende que la medida es rasa, sin colmo.



domingo, 29 de noviembre de 2015

Panna Cotta

Este es un postre italiano, y su nombre en español significa literalmente nata cocida. Al contrario de lo que pueda parecer, es muy fácil y rápido de hacer, y es ideal para aquellos a los que os gusten los postres lácteos y la vainilla



Ingredientes
  • ½ l de nata para montar, 30% m. g.
  • 250 cc de leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • Una vaina de vainilla
  • 4 hojas de gelatina
  • Mermelada de frutos rojos para acompañar 

 Modo de hacerlo

Calentar la nata con la leche y el azúcar. Abrir la vaina de vainilla, rasparla y poner el contenido en el cazo de la nata. Poner la gelatina en agua fría para que se hidrate. Dejar enfriar un poco la mezcla de nata y añadir la gelatina bien escurrida. Es muy importante no pasarse en la cantidad de gelatina, la auténtica panna cotta debe quedar temblorosa, y no demasiado dura. Con la cantidad que yo indico queda perfecta.
 Mover para que se diluya. Dejar reposar sin tapar unas dos horas. Retirar la piel que se forma por encima y rellenar moldes individuales. Meter en la nevera a cuajar unas 4-5 horas. Para la salsa de frutos rojos, calentar en un cazo cuatro cucharadas de mermelada y colarla para quitar las semillas de la fruta. Desmoldarlo con la ayuda de un cuchillo y servir acompañado de esta salsa, o de caramelo si preferís.



Nota:
 Esos puntos negros que se ven en la foto son las semillas que se sacan de las vainas de vainilla, que le dan mucha gracia al postre, por eso os recomiendo no utilizar sucedáneos para esta elaboración.


martes, 1 de septiembre de 2015

Calamares en tinta, receta del pescador




El pescador me ha traído un magnífico regalo de cumpleaños: los primeros calamares que se han pescado este año en la bahía de Bolonia.
 Son preciosos, con ese brillo y esa transparencia que solo tienen los que acaban de salir del agua.

 En Bolonia los hacen con una receta que debe ser tan vieja como ese pueblo, que una vez fué romano. 
 El los ha cocinado poniendo un punto de refinamiento (receta pija le ha llamado él), porque los comensales los preferimos así. Les ha quitado las tripas. Por lo demás, el resto de la receta es igual que la que hacían los romanos (digo yo).


 Ingredientes para seis personas
  • Doce calamares de potera recién cogidos
  • Una hoja de laurel
  • 20 cc (dos cucharadas) de aceite de oliva
  • Cuatro dientes de ajo laminados a lo largo
  • Sal

Modo de hacerlo

 Limpiar los calamares sin quitarles la piel. Sacarles las tripas con cuidado de no romper la tinta y reservarla. 
 Poner los calamares en una cacerola con la hoja de laurel, la tinta, la sal, el aceite y el ajo laminado.
Añadir agua hasta que queden cubiertos en dos tercios de su superficie. Poner al fuego y dejar cocer a fuego medio hasta que el agua se haya evaporado por completo y los calamares estén tiernos.
 Esto es lo que llamamos aquí "ponerlo todo en crudo", o sea, ni rehogar ni nada. 


Os aseguro que si os haceis con unos calamares de potera, vereis que no hay nada igual. 
Acompañadlos de un buen arroz bomba rehogado con un ajito, y ya me contareis
 Saludos

jueves, 27 de agosto de 2015

Biscuit glacé de vainilla con salsa de caramelo

Lirios de mar
 El biscuit glacé es un helado que tiene huevo en su composición. Es fácil de hacer y muy rico, y sus ingredientes están en todas las cocinas



Ingredientes para seis personas

  • 4 huevos
  • 130 gr de azucar
  • 20 gr de azúcar vainillada (yo uso de la marca Vahiné)
  • 300 gr de nata para montar (35% de materia grasa)
  • Salsa de caramelo:
  • 170 gr de azúcar
  • 80 gr de mantequilla
  • Una pizca de sal
  • 10 gr de cacao en polvo ó chocolate sin leche
  • 120 gr de nata, puede ser para montar ó para cocinar
  • 20 cc de Brandy u otro licor al gusto


Modo de hacerlo 

 Montar la nata y reservarla en la nevera. Separar las claras de las yemas y montar las claras a punto de nieve con una pica de sal. Añadir el azúcar y el azúcar vainillada hasta que quede un merengue liso y brillante. Unir a las yemas y a la nata montada.
 Si no tenemos heladera, congelar en un molde alargado cubierto con film plástico.
 Si tenemos heladera, meter en la nevera hasta que esté frío y pasadas unas dos horas poner en la heladera hasta que tenga consistencia de helado. Sacar de la heladera y guardar en el congelador hasta el momento de tomarlo.


Salsa de caramelo
 Derretir el azúcar con la mantequilla y la pizca de sal hasta que tenga color de caramelo. Añadir el cacao y la nata caliente para que no salpique al unir. Añadir el licor y retirar del fuego cuando esté la nata incorporada y el alcohol del licor evaporado.
Servir el biscuit con la salsa templada.



Fuente: Telva