sábado, 9 de septiembre de 2017

Garbanzos negros con sepia, ceci neri alla seppia


Después de tanto tiempo sin publicar una entrada. vengo con un plato bastante exótico. En España no estamos acostumbrados a esta variedad tan antigua de garbanzos.

 Lo que sí recuerdo con mucho cariño son aquellos garbanzos negros aislados que se colaban entre los demás, y cuando los niños los mirábamos con sorpresa nos decían:

¡Que suerte, un garbanzo negro son siete años de belleza!

Y sobre todo las niñas nos los comíamos encantadas. Supongo que era una forma de evitar el rechazo que produce lo diferente. 



Pues esta curiosidad me han traido de Italia, y enseguida los he cocinado con la ilusión que da hacer algo nuevo.

Y para rematar la faena, me han regalado una olla de cocción lenta (crockpot), que es maravillosa para hacer legumbres.
 Por supuesto que no hace falta tener garbanzos negros, u olla de cocción lenta. Aplicad la receta a unos buenos garbanzos de vuestra variedad preferida, y sacad del armario vuestra olla exprés, o rápida, o la que sea.


Ingredientes para cuatro personas

  • 350-400 gr de garbanzos
  • 250 gr de sepia o choco limpio y troceado pequeño
  • Media cebolla
  • Media cabeza de ajos
  • Medio pimiento verde
  • Medio pimiento rojo
  • Un tomate rojo mediano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Una cucharada rasa de pimentón de La Vera
  • Una hoja de laurel pequeña
  • Un manojo de cilantro, muy picado
  • Una cucharadita de cúrcuma
  • Una guindilla (opcional)
  • Y, si los queremos mas negros todavía, la tinta de nuestra sepia (estos no la llevan)
Modo de hacerlo:

 Si son los negros, necesitan un remojo de 24 h. Si son los normales, remojar unas 8 h. 
Poner los garbanzos en la olla, añadir la sepia ya troceada y todas las verduras peladas y troceadas pequeñitas, del mismo tamaño que la sepia.
 Añadir unas dos o tres cucharadas de aceite de oliva, la sal y todas las especias y las hierbas. Si quereis poner la tinta de la sepia, diluirla en un poco de agua y volcarla en la olla colándola. Cubrir de agua y tapar la olla.

 Si es olla exprés, poner el fuego alto, y cuando la pesa empiece a dar vueltas bajar al mínimo y dejar cocer 40 min.
 Seguir el mismo procedimiento con la olla rápida, adaptando el tiempo que será menos, entre 20-25 min. 

 Si es olla de cocción lenta, hay que tener en cuenta que no evapora nada de líquido, y que siempre hay que llenarla entre un tercio y tres tercios de su capacidad. 
 Tiempo de cocción: 10 horas. Si, ya se que es mucho, pero estas ollas no gastan casi nada de electricidad.
 Y el resultado es maravilloso, salen tiernos y sin despellejar. Muy ricos.



2 comentarios:

  1. Un millón de años de belleza con este platazo, ¡qué rico!

    ResponderEliminar
  2. No conocía estos garbanzos y me han llamado muchísimo la atención ¡qué buena pinta tiene este plato!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar