miércoles, 7 de septiembre de 2016

Albóndigas de choco en tinta y cus- cus



Ya tengo otra receta de albóndigas de choco, pero estas son diferentes, la salsa de tinta les da un sabor especial. 
 En cuanto al acompañamiento, esta vez he querido hacer Cus-cus para cambiar un poco, pero podeis poner lo que mas os guste: patatas fritas o en puré, o un arroz blanco hecho solo con unos ajos dorados y caldo de pescado, por ejemplo.



Ingredientes

  • Un choco de 1 kg, pedir al pescadero que lo limpie y os guarde la tinta
  • Un huevo
  • Dos cucharadas de pan rallado
  • Sal, pimienta recién molida, al gusto
  • Un poco de harina para enharinar las albóndigas
  • Aceite para freírlas, 300 cc aprox.
  • Para la salsa:
  • La tinta del choco
  • Una cebolleta mediana
  • Medio pimiento verde
  • Dos dientes de ajo
  • 200 cc de tomate natural triturado, ó un tomate grande triturado sin piel
  • 50 cc de Oloroso seco
  • Sal, una hoja de laurel y pimienta
  • Para el cus-cus:
  • 200 cc de caldo de pescado
  • Una cucharadita de especias para cus-cus (cúrcuma, pimienta, jengibre)
  • Sal y unas dos cucharadas de aceite de oliva


Modo de hacerlo

Con el choco ya limpio en casa, lo primero es picarlo. Lo más fácil es con una máquina de cuchillas ó una picadora como las de carne pequeña, de las que venden para uso domestico.
 Una vez picado, poner la masa en un cuenco y añadirle el huevo, pan rallado, sal y pimienta. Con las manos muy limpias y sin secar (se pega menos), mezclar muy bien la masa.
 A continuación poner a calentar a fuego medio el aceite de freir las albóndigas, mejor en una cacerola más bien alta para que no salpique.
 Formar las albóndigas (yo lo hago con el tamaño mas pequeño de un dispensador de helados), pasarlas por harina y freirlas bien por todos lados. 
 Sacarlas a un plato.
Por otro lado haremos la salsa. En otra cacerola pondremos unas tres cucharadas de aceite y añadiremos el laurel, la cebolla, pimiento y ajo troceados. Dejar hacerse a fuego medio sin que se doren, solo que se pongan tiernas. En ese punto añadir el tomate y dejar que se haga unos minutos, añadiendo también el Oloroso, la sal y la pimienta.
 Añadir un poco de agua (150 cc), retirar la hoja de laurel si no queremos un sabor muy fuerte y batir. 
 Poner la bolsa de tinta en un vaso, añadirle agua hasta que la cubra y cortar la bolsa con unas tijeras. Mover muy bien y reservar. 
Poner las albóndigas en una cacerola, añadir la salsa ya batida. Añadir la tinta pasándola por un colador. 
 Llevar al fuego y dejar cocer a fuego medio unos 15 minutos. La salsa debe cubrir las albóndigas casi por completo. Probar y rectificar de sal si hiciera falta.


 En el momento de comerlas haremos el Cus-cus:

Usar un vaso medidor y poner el mismo volumen de líquido que de sémola. 
Poner el caldo de pescado a hervir, apagar el fuego cuando rompa el hervor. En este punto añadir las especias.
 Poner la sémola (cus-cus) en un cuenco, añadirle una cucharada de aceite y el caldo hirviendo. Mover bien, tapar con un paño y dejar reposar unos tres minutos.
 Servir las albóndigas bien calientes con su acompañamiento.

Nota

Si vuestro choco no trae tinta, sustituidla por unas tres-cuatro bolsas de tinta congelada.

4 comentarios:

  1. Espectaculares Carmen, receta que te copiaré, qué brillo tan precioso tiene esa salsa, bsss

    ResponderEliminar
  2. Muy ricas y buen acompañamiento besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Pintaza! Gracias por compartirlas ¡Besos mil!

    ResponderEliminar