miércoles, 26 de febrero de 2014

Como hacer un buen caldo

   
   Cuando alguien se independiza y tiene que empezar a hacerse la comida, éste es uno de los platos típicos que quiere aprender a hacer. Es verdad que hoy hay en el mercado caldos en brick de varias marcas y con resultados diversos, pero creo que ninguno se puede comparar con el hecho en casa.



  No es un plato laborioso aunque sí requiere tiempo. Es importante tener un poco de previsión, porque los garbanzos hay que ponerlos previamente en remojo, aunque una vez remojados se pueden congelar para usarlos más adelante.
  

  También recomiendo tener una olla exprés grande para poder hacer caldo en cantidad y congelar, así será mucho más barato. En esta receta las cantidades son para una olla de cinco litros, si la vuestra es más pequeña debeis reducir las cantidades.

  Ingredientes

  • 200 gr de garbanzos
  • Dos puerros
  • Tres ó cuatro zanahorias
  • Dos ramas de apio
  • Un nabo grande ó dos pequeños
  • Un trozo de gallina, puede ser pechuga ó muslo
  • Dos carcasas de pollo
  • Dos huesos de jamón
  • Huesos salados, uno de cada (espinazo, corteza, costilla)
  • Dos huesos frescos de ternera
  • Un trozo pequeño de tocino salado (unos 100 gr), opcional
 Modo de hacerlo

  La noche antes poner en remojo los garbanzos. Al día siguiente, tirarles el agua y ponerlos en la olla. Llenarla con agua fría hasta más ó menos la mitad y ponerla al fuego.
  Lavar los huesos con agua tibia  y ponerlos sobre los garbanzos. Lavar muy bien los huesos salados y el tocino para quitarles toda la sal y añadirlos. Añadir el trozo de gallina.
  Pelar, lavar y trocear toda la verdura en trozos grandes y añadirla. Completar con más agua fría si hiciera falta hasta que llegue el nivel a unos seis centímetros del borde. Llevar a ebullición. 
  Una vez empiece a hervir se formará una espuma que iremos quitando y desechando. Cuando deje de hacer espuma volver a poner un poco más de agua si hemos tirado mucha y tapar la olla poniendo la pesa.
  Cuando la pesa suba ó empiece a dar vueltas (dependiendo del modelo) bajar el fuego al mínimo y dejar cocer una hora. Apagar el fuego y dejar reposar otra hora más. 
  Pasado el tiempo abrir la olla y con la ayuda de una espumadera ir sacando por separado las verduras, huesos, carne y garbanzos. Colar el caldo con la ayuda de un colador grande volcándolo en una cacerola más pequeña. Dejar enfriar.  
  Una vez frío, meterlo en la nevera y dejarlo toda la noche. Así conseguimos que la grasa suba a la superficie y se coagule, y al día siguiente podamos retirarla con un cucharón. De esta manera tendremos un caldo con muy pocas calorías. 
  Ahora ya está listo para consumir ó congelar.




Notas

  Habreis visto que es un caldo económico, tiene muchos huesos, que son baratos, y poca carne. Yo lo hago así porque después de haber hecho muchos, creo que lo que da sabor al caldo son los huesos y las verduras. De todas maneras si lo quereis con más carne se le puede añadir 300 gr de jarrete de ternera.
  Es importante lavar bien los huesos salados para no encontrarnos con un caldo imbebible por la sal. 
  No hay que añadir sal, con la de los huesos ya tiene bastante
  Si no teneis tiempo para meterlo en la nevera y dejar que la grasa coagule, se puede quitar con una cuchara grande, y al final el restante pasando por encima de la superficie una hoja de papel absorbente.
  Por último, en otra entrada hablaremos del aprovechamiento de la carne, los garbanzos y las verduras, aunque están muy buenos todos troceados pequeñitos y en una sopa. ¡Que aproveche!

jueves, 20 de febrero de 2014

Triángulos de filo y cabello de ángel

Sierra de Huelva

 Mi amiga Carmen Barroso es bloguera cocinera igual que yo. Por eso el otro día decidimos reunirnos para charlar. Ella vino a mi casa y me trajo un regalo maravilloso: un bote de cabello de ángel hecho por ella. ¡Riquísimo!



Esto es lo que ha quedado después de lo que hice ayer con él. Como ella ya tiene una entrada estupenda de empanadillas, yo decidi hacer algo un poco diferente y usé pasta filo para hacer mis triángulos.


Ingredientes
  • Un bote de cabello de ángel
  • Un paquete de pasta filo
  • Azúcar glass para espolvorear
  • Canela en polvo (opcional)

Modo de hacerlo

  Calentar el horno a 200ºC. Preparar una bandeja con papel de horno. Cortar la pasta filo en tiras de unos 8 cm de ancho. Poner dos tiras superpuestas y colocar en un extremo una cucharadita de cabello de ángel. Con la ayuda de un pincel mojar con agua los bordes de la tira. Doblarlas sobre sí formando triángulos y colocarlas sobre la bandeja de horno.
  Hornear hasta que estén ligeramente doradas, las mías han estado 20 minutos. Una vez frías espolvorear con azúcar glass, y si se quiere también les va bien un poco de canela.


Notas
  A la pasta filo le va muy bien pincelarla con mantequilla, lo podeis hacer así en vez de con agua. Yo he elegido una receta ligera, sin grasa ni mucha azúcar, creo que este relleno tan rico no necesita nada más que el toque crujiente de esta masa.






lunes, 17 de febrero de 2014

Revuelto de espárragos en nidos de kataifi

La primera cala de este año
 
 Los espárragos silvestres son una exquisitez. No los hay todo el año, y solo salen en su época si llueve bastante. Este año hay muchos y podemos salir al campo a cogerlos ó comprarlos a vendedores que ponen sus puestos a la salida del mercado.
  La pasta Kataifi es una variante de la pasta filo. Tiene los mismos ingredientes y la misma procedencia, aunque distinta forma. Se presenta en forma de madejas de hilos muy finos que se manejan con facilidad y dan opción a prepararla de multiples formas: en rollitos, nidos, paquetes, plana...


  Una vez elegida la forma, la pasta se puede freir u hornear. Es totalmente neutra, se puede usar para dulce ó salado.
  Antes de rellenarlas con el revuelto yo las he horneado a 180ºC unos 20 minutos hasta que se han dorado.

  Ingredientes para una ración

  • Un manojo de espárragos silvestres
  • Un huevo, mejor si es de campo
  • Unos trocitos de jamón
  • Dos dientes de ajo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Un paquete de pasta Kataifi
  • Un poco de sal
  • Pimienta negra molida (opcional)

  Modo de hacerlo

  Encender el horno a 180ºC. Abrir el paquete media hora antes de manipular la pasta. Sacarla y abrirla. Separar una pequeña parte y darle forma de nidos del tamaño deseado. Ponerlos sobre una bandeja de horno forrada con papel parafinado ó papel de horno. Hornear hasta que se doren, unos 15-20 minutos. Sacar del horno y reservar.
  Mientras, lavar los espárragos y cortarlos con las manos cogiéndolos por los dos extremos y doblándolos. La parte por la que se rompen es la que determina qué trozo es tierno (de la yema a la rotura ) y qué trozo es duro y hay que desechar ó usarlo para una crema. 
 Trocearlos y saltearlos en una sartén junto con el ajo troceado, el aceite y la sal. Deben  quedar enteritos, están más ricos.
  Para hacer el revuelto, separar la clara de la yema. Calentar los espárragos y añadir la clara, el jamón y un poco de pimienta negra molida. Darle unas vueltas y cuando esté a nuestro gusto añadir la yema y apartar del fuego. Volcar el revuelto sobre los nidos y servir inmediatamente. 

domingo, 2 de febrero de 2014

Almendrados

Los almendrados son unos bizcochitos hechos con almendra molida en vez de harina. El resultado es una masa más húmeda sin necesidad de ninguna grasa y muy sabrosa por la almendra.


 Ingredientes

  • 250 gr de almendra molida ó harina de almendra
  • 50 gr de harina
  • 250 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 8 gr (medio sobre) de levadura Royal ó polvos de hornear
Modo de hacerlo:

  Encender el horno a 180ºC. Batir los huevos con el azúcar hasta que ésta esté completamente disuelta. Añadir la harina, la almendra molida y la levadura y mezclar. Volcar en cápsulas de magdalena llenando solo 3/4 partes porque subirán. Hornearlas hasta que tengan color dorado como las de la foto. Dejar enfriar antes de comer.